Cadira II

En la silla número 2 se apuesta por un diseño más sobrio y compacto, troquelando su nombre en el interior -«2»- Aunque no lo parezca, su apariencia de cartón no es nada frágil, constituyen bloques muy compactos y seguros, incluso resistentes al derramamiento de líquidos, por lo que su uso en restaurantes sería muy apropiado.

Este tipo de esculturas-silla resultan cálidas en pleno invierno y frescas con el verano, debido a los miles de canales de aire que las atraviesan.

Dado esta característica, su acústica es de lo más singular usadas como cajas de percusión sentado sobre ellas.